EL APERITIVO: ORIGEN Y TENDENCIAS DE UN MOMENTO RITUAL

 

Ha sido el momento más añorado por los españoles durante los pasados meses. Con la llegada del Covid-19 y su posterior periodo de lockdown, perdimos ese instante ritual que tanto nos define y caracteriza: el aperitivo social. Al mismo tiempo, ha sido una de las costumbres que no hemos tardado en recuperar tras el fin de la cuarentena. ¿Qué hace al aperitivo tan especial? ¿Por qué hemos sido capaces de renunciar a todo menos a ese momento concreto del día? Para buscar una explicación lógica, en este articulo analizaremos el origen y las tendencias de este momento ritual, remontándonos al nacimiento del aperitivo, primero como término y, después, como momento social.

Aperitivo, origen y tendencias de un momento ritual

La palabra aperitivo procede del termino latino aperitivus, palabra que se utilizaba para hablar de una bebida estimulante del apetito. Se tienen indicios de esta bebida allá por el siglo V cuando, el famoso medico griego Hipócrates, produjo el primer aperitivo, el vinum hippocraticum. El Vinum Hippocraticum era una bebida a base de vino y hierbas maceradas que prescribía a sus pacientes con problemas de apetito.

De hecho, durante el siglo XIII se tienen registros de la ley que promulgó Alfonso X El Sabio, por la que siguiendo las recomendaciones de su médico, empezó a tomar las copas de vino  con algo de comer, decretando que en todas las tabernas de España se sirviera algo de comer junto a las bebidas alcohólicas

Tendrán que pasar varios siglos para llegar a una idea del apertivo tal y como lo concebimos actualmente. Fue Antonio Benedetto Carpano quien, en el 1786 inventa el Vermouth y con él, oficializa la llegada del aperitivo a la cultura del norte de Italia. El vermú se hizo famoso gracias al amplio consumo que de él hicieron Vittorio Emanuele II y Garibaldi. Así, el ritual de beber una copa de vermú se convirtió en un hábito vinculado a la aristocracia.

Vermú junto con aperitivos en degustación
Vermú Carpano Classic, de Antonio Benedetto Carpano

 

Fue en el siglo XX cuando el aperitivo se consagró como un fenómeno social en las grandes capitales europeas, donde la burguesía acostumbraba a frecuentar cafés propio de políticos, artistas e intelectuales. Se reunían antes de las principales comidas del día, para intercambiar opiniones y dialogar sobre hechos socioculturales. Se degustaban vermús o licores, acompañados de un pequeño tentempié previo a la comida y fue así como el aperitivo se popularizó, convirtiéndose en un ritual vinculado un cierto nivel intelectual y cultural.

El aperitivo español en la actualidad

Hoy en día, el aperitivo se ha convertido en una de nuestras señas de identidad y en una costumbre que se realiza casi a diario en nuestro país, donde adquiere diversos nombres según la zona geográfica en la que nos encontremos: la hora del vermú, ir de cañas o ir de tapas, que debe su nombre al acompañamiento de una tapa junto con la consumición.

Con respecto a la tapa, son varias las leyendas que circulan entorno al origen de este pequeño tentempié. La más difusa y aceptada corresponde a una anécdota que tiene que ver con el rey Alfonso XIII. Cuenta la historia que, estando Alfonso XIII en una taberna de Cádiz, se levantó el viento desde la costa. Para evitar que la brisa le metiese arena en su copa, el camarero puso una loncha de jamón sobre el vino. Al pedir otra consumición, el rey la pidió directamente “con tapa”.

Verdad o leyenda, lo cierto es que el aperitivo, su origen y sus tendencias, son un momento ritual y una seña de identidad de nuestra cultura. Un momento distendido donde la excusa del picoteo nos permite encontrarnos con amigos y parientes para disfrutar de un momento social, de intercambio de ideas y emociones en compañía.

Una costumbre, la del aperitivo, cada vez más en auge en el sector de la hostelería, ya que la tendencia indica que cada vez son más los consumidores que aprecian un buen aperitivo por encima de una buena comida tradicional.

Nuestro MUST-TRY del aperitivo

En la Sard Wonder Consulting Agency  hemos realizado nuestro TOP 3 de los mejores aperitivos, basándonos en las tendencias actuales del mercado y en nuestros gustos personales:

 

  • El Americano, el Rey del Aperitivo

Gracias a sus ingredientes (vermú rojo, campari y soda) tiene un gran potencial digestivo, lo que le transforma en el cocktail perfecto para preparar al estómago antes de comer. Su gusto aromático, amargo de notas dulces y con notas especiadas, le convierten en el compañero perfecto para prácticamente cualquier maridaje gastronómico. ¿Nuestro favorito? Sirve tu cocktail americano acompañado de unos mejillones en escabeche para resaltar sus notas aromáticas.

 

  • El cider, una nueva tendencia que pisa fuerte

En este caso hablaremos del Cider Ladrón de Manzanas, producto que nos ha sorprendido desde el principio por su versatilidad y calidad. Ya sea servida simplemente con hielo y limón o, propuesta en combinación con otros licores en forma de cocktail, el cider Ladrón de Manzanas abre la puerta del aperitivo a un producto como la sidra. Sus notas frescas y afrutadas lo convierten en el producto perfecto para los amantes de los aperitivos ligeros.

Nuestro food pairing favorito es con queso curado, acompañado de nuestras mermeladas homemade de hierbas aromáticas.

 

 

Sidra Ladrón de Manzanas, en maridaje con queso curado y mermeladas caseras

 

  • La cerveza, o cómo irse de cañas en el siglo XXI

Los amantes de la cerveza viven su periodo dorado. La proliferación de cervezas artesanales ha dotado de variedad y diversión a un sector que, en nuestro país, ha sido siempre dominado por la cerveza lager. Ya sean afrutadas, lupolosas, oscuras o claras, las cervezas artesanales están conquistando los aperitivos de media España gracias a su calidad y diversidad. En este caso, os proponemos un cocktail a base de cerveza local cántabra, sirope al mango y notas cítricas; en maridaje con unas patatas fritas salpimentadas con pimienta negra, ralladura de lime y tabasco.

 

Y vosotros, tras conocer el origen y tendencias de este momento ritual ¿cuál es el aperitivo al que no podéis renunciar? ¡Dejadnos vuestras opiniones en un comentario!

Pasta fresca o pasta seca ¿cuál es mejor?

Pasta fresca o pasta seca: ¿cuál es mejor?

 

Como el lienzo de un artista o el mármol para un escultor, la pasta es fuente de inspiración para cualquier amante de la cocina, además de ser un ingrediente muy preciado en la cultura gastronómica mediterranea.

La pasta, una cuestión cultural

En Italia, hemos crecido desde pequeños con “i cavatelli della nonna”, la “lasagna di mamma”, “gli spaghetti al sugo della zia”…

¿Cómo olvidar la primera vez que cocinamos nuestros primeros macarrones con atún? O la “spaghettata aglio e olio” de medianoche tras volver de fiesta con más hambre que Caín.
Todos estos recuerdos están indisolublemente ligados al aroma de una salsa cociéndose a fuego lento, pero sobre todo al sabor constante de un elemento protagonista en nuestra vida: la pasta.

 

 

Como buenos amantes de la cocina, hemos buscado siempre la perfección. En cada restaurante o trattoria italiana que hemos visitado, la pasta debía responder a un cierto estándar de calidad en cuanto a cocción, “mantecatura” (proceso que, por su importancia, requeriría un artículo a parte) y su maridaje con la propuesta enóloga del restaurante en cuestión.
Pero con la llegada del Covid-19, las circunstancias han cambiado: adiós a cenar fuera, ¡bienvenida cuarentena!

Hemos vuelto a vivir con calma y a dedicar mimo a la cocina, rememorando aquellos momentos en los que cocinar era algo casi sacro.
Y así, buscando entre los recetarios de familia, recreando los platos que nos han acompañado durante nuestra vida, nos ha surgido una duda existencial:

¿Pasta fresca o pasta seca?

Quizá la pasta fresca en la cultura popular, haya ganado la partida en cuanto a emotividad se refiere. Nos gusta darle valor a las preparaciones hechas a mano, con dedicación, tiempo y cariño.
La magia de una pasta estirada a rodillo, que amalgama el sabor de sus ingredientes y se rinde ante nosotros con el primer mordisco, es algo que conquista cualquier paladar. Sin embargo, si hablamos sobre prestaciones durante la preparación, no hay pasta mejor que otra.

La pasta seca abraza con sencillez cualquier salsa: desde las más simples (como un sugo al pomodoro) a las más complejas (como puede ser una auténtica carbonara romana); llegando a reinar sin discusión en algunas recetas, como la pasta con almejas o la cacio e pepe.
Por otra parte, la pasta fresca es la compañera ideal de salsas con cuerpo, como un ragù de cordero, amatriciana o una crema de brócoli y longaniza.

 

 

 

Es decir, ante la pregunta “Pasta fresca o pasta seca: ¿cuál es mejor?” Nuestra respuesta es: ambas, siempre.

Nuestro consejo es el mismo que rige nuestros principios en la vida: ¡experimentad al máximo! Probad diversas preparaciones hasta dar con vuestra preferida, trabajad el proceso de mantecatura de la pasta y… sobre todo, no olvidéis un aspecto fundamental: ¡la cocción de la pasta, siempre al dente!

Y vosotros, ¿tenéis alguna predilección especial por algún tipo de pasta? ¡Contádnoslo con un comentario!

Manchamanteles: del taco al cocktail

La competición estimula la creatividad y en la Sard Wonder Consulting Agency Consulting Agency nos encanta poner a prueba nuestras ideas.
Estimulados por la competición de cócteles lanzada por Mezcal Xamān e inspirados por los sabores decididos e intensos de la cocina mexicana y por el color de sus productos, hemos querido llevar la fusión entre Food y Beverage un paso más allá.
Así nació nuestro cocktail Manchamanteles: una receta fresca para amantes del Mezcal, con un toque agridulce y picante, ¡como manda la tradición mexicana!

 

Cocktail Manchamanteles, con base mezcal

Os dejamos la receta, para que os animéis a probarlo en casa:

45 ml de Mezcal Xamān
20 ml zumo de lima
10 ml sirope de cebolla*
5 ml licor de almendra (en su defecto puede utilizarse Disaronno)
2g de sal
2g de timo
3 gotas de Tabasco
2 dash de Angostura Bitter.
Shake And Strain

Para el garnish hemos realizado un crust pimentón. Como aperitivo, dos guindillas de Ibarra azucaradas con azúcar moreno.

 

Manchamanteles Cocktail

Algunas curiosidades sobre Oaxaca y su mole poblano

La receta de nuestro cocktail toma inspiración de la receta del mole Manchamanteles, uno de los Moles Poblanos más populares y conocidos de la región de Oaxaca, en México. A diferencia de otros moles, el manchamanteles incluye fruta fresca en su condimento.
El mole es un platillo que forma parte de la cultura mejicana desde tiempos prehispánicos. La historia narra que los Mayas preparaban un platillo a los grandes señores llamado “Molli”, que significaba salsa.

Oaxaca es, además, la región de producción del Mezcal, el destilado de agave protagonista de nuestro cocktail que en los últimos años ha ganado en relevancia en el panorama de la mixology de todo el mundo.
Se dice que el mezcal tiene orígenes legados a la cultura mesoamericana, aunque no fue hasta la llegada de los españoles, con la introducción del alambique, que no se pasó de una fermentación del agave a una destilación.